*
Dormir En Un Faro: Un Alojamiento Insólito Que Gana En Popularidad

Dormir En Un Faro: Un Alojamiento Insólito Que Gana En Popularidad

Después de las yurtas, las caravanas y las casas en los árboles, el nuevo alojamiento inusual de moda son los faros. A lo largo del litoral francés, los faros que ya no tienen guardián se reconvierten para acoger a los turistas que buscan una experiencia inolvidable.

Faros en alquiler

Si de niño soñaba con vivir como Robinson en una isla o trabajar como farero con vistas al mar desde una altura de varias decenas de metros, le encantarán los nuevos alojamientos insólitos que están de moda.

En toda Francia y Europa, los faros que ya no tienen guardián se están reconvirtiendo para acoger a los viajeros que buscan un alojamiento insólito.

Es posible, según el caso, dormir en lo más alto del faro o, más a menudo, en la casa del guardián. En todos los casos, los lugares han sido renovados con el fin de preservar su autenticidad y la naturaleza que los rodea.

Estos inusuales alojamientos también pretenden ser ecológicos. Su autonomía energética está garantizada por energías renovables como pequeños molinos de viento y paneles solares.

Una tendencia emergente

La conversión de los faros en alojamientos turísticos es una tendencia relativamente reciente. Esto explica que sólo un puñado de faros y casas de fareros estén ya preparados para recibirle.

Aunque la demanda es fuerte, la mayoría de los faros que ya no están en servicio aún no han sido acondicionados para esta segunda vida.

A la Sociedad Nacional para el Patrimonio de Faros y Balizas, que trabaja para salvaguardar estos edificios, no le faltan ideas para transformarlos en alojamientos para turistas o artistas en residencia.

Además, el Conservatoire du Littoral, propietario de estos faros, ha puesto en marcha un programa de rehabilitación para transformar una docena de faros franceses en alojamientos patrimoniales.

En total, el Conservatoire du littoral tiene previsto renovar no menos de 19 emplazamientos costeros que no son sólo faros, sino también fortificaciones u otros monumentos emblemáticos.

¿Para quién?

Dormir en un faro es la nueva moda en el ámbito de las vacaciones exóticas, insólitas y naturales.

Este insólito alojamiento está dirigido, por supuesto, a los amantes del mar y a todos aquellos a los que les fascinan los faros, su arquitectura y/o su aislamiento.

Sin embargo, si tiene fobia al agua o a las tormentas, o si tiene miedo a las alturas, será mejor que no lo haga y que recurra a una cabaña en el bosque o a otro tipo de experiencia inusual.

¿En qué lugares?

Si la aventura de dormir en un faro te tienta, debes saber que el pequeño faro de Ile Vierge situado en Bretaña, en la costa norte de Finistère está abierto al alquiler desde 2021.

Este antiguo faro, que data de 1845 y que sirvió de alojamiento a los sucesivos guardianes del lugar hasta 2010, ha sido acondicionado para que pueda pasar allí una o dos noches con todo el confort necesario.

En esta casa de campo ecológica totalmente renovada, encontrará una cocina, un baño, una sala de estar y un comedor.

Este lugar excepcional puede albergar hasta 9 personas que tendrán el privilegio de acceder a la cima de la torre a una altura de 33 metros para disfrutar de una extraordinaria panorámica de la costa, el mar y el gran faro. Una experiencia inolvidable desde 350 euros por noche.

En la bahía de Morlaix, la casa de los fareros de la Ile Louët puede acoger hasta 10 personas.

Las comodidades son más básicas, pero el entorno es mágico, con unas vistas impresionantes de toda la bahía (ver enlace más abajo).

Por último, si sueña con dormir en lo alto de un faro, el Faro de Kerbel, en Morbihan, es el único de Francia en el que se puede dormir encima.

A 25 metros de altura, a la altura del farol que antaño guiaba a los marineros, se ha habilitado un estudio con aire acondicionado, baño y cocina.

En la práctica, estos alojamientos inusuales suelen ser alquilados por las oficinas de turismo locales.

Autor: Audrey
Imagen de copyright: Jérémie Janisson
Tags: faros, faro, moda, costa, Francia, bahía, Morlaix, bosque, Vierge, Bretaña, aire acondicionado, Finistère, 2010, torre, Morbihan, inolvidable, agua, fobia, yurtas, litoral, francés, isla, farero, Europa, energías renovables, molinos de viento, paneles solares, segunda vida, Nacional, arquitectura, turismo,
Más información: https://www.baiedemorlaix.bzh/fr/s-inspirer/ile-louet-vivre-tel-robinson-sur-son-ile/reserver-la-maison-du-gardien-de-phare/
En francés: Dormir dans un phare : un hébergement insolite qui a le vent en poupe
En inglés: Sleeping in a lighthouse: an unusual accommodation that is on the rise
Descubra los castillos cátaros
← Anterior Descubra los castillos cátaros