*
Sorprende A Tus Amigos Con Estos 10 Jamones Originales

Sorprende A Tus Amigos Con Estos 10 Jamones Originales

Llega el verano y ya sea en un bocadillo, con melón o en una tabla de embutidos, es sin duda la estrella del verano: el jamón curado. A la hora de comprar jamón, se recurre naturalmente al jamón de Italia (Parma, San Daniele...), de España (Bellota, Serrano...) o de Francia con el famoso jamón de Bayona. ¿Y si cambias tus hábitos y te dejas tentar por un poco de exotismo? He aquí nuestra selección de 10 jamones crudos que impresionarán a sus amigos y le convertirán en la estrella del aperitivo.

Jamón de Jinhua, una especialidad china milenaria

Famoso en toda China, el Jamón Jinhua existe desde hace más de 1000 años.

Se elabora mediante un proceso similar al de los jamones españoles, a partir de una raza de cerdo única en la región de Jinhua: el cerdo blanco y negro.
Las patas traseras del animal se salan varias veces a lo largo de un mes, luego se rehidratan y se secan al sol durante unos días. Se pondrá a secar para envejecerlo de 6 a 9 meses para desarrollar su aroma y sabores.

Gracias a su sabor intenso y ligeramente dulce, será perfecto para acompañar un Melón o una sandía para una comida ligera.

Fenalar, el jamón vikingo

La única salchicha de nuestra selección que no está hecha de cerdo sino de cordero, es una especialidad de Noruega.
Las primeras recetas se remontan a la época de los vikingos, que la llevaban en sus drakkar cuando salían de expedición. Preparado en invierno, con una mezcla de hierbas y miel, un buen Fenalar debe secarse durante al menos 2 inviernos. Algunos incluso lo envejecen durante 6 o 7 años.

Con un sabor más fuerte que el de la carne de cerdo, esta pierna de cordero seca será ideal cortada en rodajas sobre una rebanada de pan de centeno con mantequilla o troceada en una ensalada mixta.

Bradenham Ham, el jamón inglés de piel negra

Este jamón, reconocible por su piel negra y su carne roja y brillante, procede de la región inglesa de Wiltshire.

Su color único se debe a su exclusivo proceso de curado. Primero se sala en seco y luego se remoja durante un mes en una mezcla de melaza, cilantro, bayas de enebro y otras especias. A continuación, se envejece durante 6 meses, y luego se ahuma con madera de manzana y roble.

Con una pequeña nota dulce en el paladar, es ideal para quienes hacen dieta o cuidan su figura ya que es mucho menos graso y salado que la mayoría de los jamones crudos del mercado.

Monte Jiri Ham, la pequeña sorpresa de Corea del Sur

Corea del Sur es un paraíso para los amantes del cerdo, con más de 55 kilos por persona al año Los coreanos comen carne de cerdo en todas sus formas siguiendo el adagio: Todo es bueno en el cerdo.
Por eso no sorprende descubrir cerca del monte Jiri, en el sur del país, una pequeña producción de jamón. Se elabora a partir de una raza de cerdo que sólo se encuentra en Corea: el Berkshire coreanizado, un pequeño cerdo gris-negro adaptado al gusto coreano.
Su particularidad es dar una carne muy jugosa. El proceso de curación de este jamón consiste en mantener la grasa y el jugo el mayor tiempo posible durante el proceso de envejecimiento de varios meses.
Con sus notas amaderadas y su sabor fundente es el jamón perfecto para un plato de embutidos a la vez que le aporta un toque original a su aperitivo.

El jamón de Maguncia, el otro jamón alemán

Mucho menos conocido que su "hermano" de la Selva Negra, el jamón de Maguncia es un jamón que tuvo la gloria de ser citado por Rabelais en "Gargantúa" pero que estuvo a punto de caer en el olvido si no fuera por la obstinación de un artesano que, en 2007, decidió recuperar su producción.

Hasta la Primera Guerra Mundial, era el producto alimenticio más vendido en Francia. Secado en pleno invierno, aprovecha el frío seco y los vientos de la región para envejecer de forma natural con menos sal añadida.

Menos salado y más graso, es ideal para paninis u otros bocadillos calientes.

El Jambon de Vendée, el jamón revolucionario francés

Su producción está limitada al País del Loira y responde a criterios precisos, ya que es objeto de una Indicación Geográfica Protegida por parte de la Comisión Europea.
Debido al clima oceánico de su zona de producción, es el único jamón de nuestra selección que sólo necesita de 3 a 4 meses de curación, donde los jamones curados más conocidos requieren de 6 a 9 meses de curación como mínimo.
Su particularidad es que se deshuesa y luego se frota con una mezcla de brandy, sal marina y especias, entre las que se encuentran el laurel, la canela y el tomillo, y finalmente se somete a una prensa para acelerar su envejecimiento.
Perfecto con un vino frío como un vin primeur será el acompañamiento perfecto para un simple aperitivo con tus amigos.

Jamón de Dalmacia, la pequeña pepita de Croacia

Este jamón de nombre impronunciable, Dalmatinski Prsut, está considerado por muchos como uno de los mejores jamones ahumados del mundo.

Su tiempo de curación de mínimo 12 meses es un poco más largo que la media de otros jamones. Su especial sabor a ahumado viene dado por las maderas utilizadas así como por el hecho de que se cura al aire libre, influenciado por el viento frío y seco de Bora, único en la región de Dalmacia.

Este jamón ahumado es ideal con un trozo de pan y queso, como lo comen los pastores dálmatas.

Jamón de Barrancos, el jamón del otro país ibérico

Mientras que el jamón español es mundialmente famoso, no se puede decir lo mismo de su homólogo portugués, y es una pena.

El país ofrece muchos jamones que son auténticas pepitas, especialmente el de la pequeña localidad de Barrancos, en el sureste del país.

Las condiciones climáticas, un microclima mediterráneo, de la región son ideales para la producción de embutidos.

Los cerdos vagan libremente por los bosques y se alimentan de granos y otros frutos caídos de los árboles, lo que da al jamón un sabor único a bosque.
Acompañará de maravilla a tus omelettes y pizzas ya que libera todos sus sabores en caliente.

Jamón de Karst, todo el saber hacer de Eslovenia

La carne curada es una de las especialidades de Eslovenia y no es de extrañar que en este país se encuentre un jamón de gran calidad.

Aunque es de reciente tradición, 100 años, en comparación con otros, el saber hacer sigue siendo muy tradicional y permite ofrecer un producto con auténtico sabor y complejos aromas. Este jamón es rico en vitaminas y minerales. También tiene un alto contenido en proteínas, más que en algunas carnes.

Es el jamón ideal para deportistas y excursionistas.

Tasso Ham, todos los sabores de Luisiana

Luisiana es ese estado americano que en nuestro imaginario es sinónimo de especias, música latina, foodcourt, jazz.
El jamón es igual: ahumado, picante y seco.

Sin embargo, el término jamón no debería usarse porque no se hace de la pata trasera sino de la paleta del cerdo. Se baña en sal durante sólo unas horas, luego se frota con una mezcla de pimienta, chile y otras hierbas y finalmente se deja secar durante varios meses.
Al igual que la cocina cajún, morderlo es tener una explosión de gusto y sabor en el paladar.

Este jamón es perfecto para los platos que requieren un bocado de tocino en cocción larga.

Ahora ya no tendrá excusa para no ofrecer un plato de charcutería más original con sabores inesperados para sus aperitivos.

Autor: Luc
Imagen de copyright: Maurizio Odiardo
Tags: jamón, cerdo, jamones, región, especias, embutidos, Jinhua, cordero, Luisiana, invierno, Eslovenia, Maguncia, piel, Dalmacia, Corea del Sur, salado, paladar, Barrancos, envejecimiento, Francia, melón, estrella, raza, aperitivo, francés, Vendée, bocadillos, Croacia, paninis, brandy, País del Loira, vino, vin, clima oceánico, sal marina, laurel, Comisión Europea, canela, tomillo, indicación geográfica protegida, viento, Bora, música latina, Jazz, picante, bocado, paleta, pimienta, chile, cajún,
En francés: Etonnez vos amis avec ces 10 Jambons Originaux
En inglés: Surprise your friends with these 10 Original Hams
Sopa de melón con lavanda: una receta muy fácil
← Anterior Sopa de melón con lavanda: una receta muy fácil